22/Septiembre/2017
Inicio Quiénes Somos Nacionales Estados Internacionales Turismo y Desarrollo de Negocios Contacto

Noticia


Mike Pence, una fuente de estabilidad inesperada en una Casa Blanca tumultuosa

Pence surgió como el copiloto eficaz, ante tumbos de los otros colaboraores

Fuente: New York Times

Agregado el: 6 de Abril del 2017




Durante las últimas semanas, mientras algunos de los ayudantes del presidente Trump le aseguraban que contaba con suficientes votos para que se aprobara una ley sobre atención a la salud, el vicepresidente Mike Pence se mostraba escéptico.

Pence, un exdiputado de Indiana con la calma que solo viene de la experiencia, había estado monitoreando a los conservadores y aconsejando al presidente Trump a no dar nada por hecho. Le recomendó adoptar una línea dura hacia republicanos que estaban presionando por una revisión más radical de la Ley de atención médica asequible ( Obamacare). Al final, el remplazo propuesto de esa ley ni siquiera fue votado por falta de apoyo.

En el transcurso de las últimas semanas de marzo, mientras los asesores novatos daban tumbos —y otros desaparecían—, Pence surgió como el copiloto eficaz, si bien no exitoso, de un presidente con pocos colaboradores con experiencia.

Pence simplemente estaba llenando un vacío. Por esto, ha empezado a realizar muchas de las funciones de las que normalmente se encargaría el jefe de gabinete de la Casa Blanca, Reince Priebus, si tuviera más experiencia en políticas y relaciones legislativas: sondear a los legisladores para obtener información privilegiada, proporcionar al presidente consejos tácticos u ofrecer, de manera silenciosa, posibles maneras de perfeccionar las políticas durante las negociaciones.


“Pence ha sido un defensor emergente cuando el presidente lo necesita, y no está tratando de competir con los leales”, dijo Tom Barrack, uno de los amigos más cercanos de Trump y presidente del comité inaugural de Trump-Pence. “Está haciendo precisamente lo que debe hacer”.

Barrack añadió: “Mientras las turbulencias continúan en el resto de la organización, su enfoque es ser paciente, ser amable y generar confianza con el presidente. Para mí, es quien mejor desempeña muchas de las tareas, y hasta ahora no lo han aprovechado mucho”.

Continue reading the main storyFoto

Pence durante una aparición televisiva en febrero Credit Al Drago/The New York Times
Un comparsa para Trump

A veces, Pence parece fuera de lugar, un elegante republicano de los años cincuenta, transitando alegremente por el paisaje caótico creado por el perturbador dúo de Trump y Stephen Bannon, tratando de seguir involucrado al tiempo que se mantiene alejado de los aspectos menos agradables de trabajar en la Casa Blanca de Trump. Ese es el reto que ha enfrentado desde que aceptó el trabajo como su compañero de fórmula el verano pasado. Muchos consejeros de Pence, incluyendo a su esposa, Karen, no estaba seguros de la oferta.

“Es un hombre honorable. Es un cristiano. Pero llegará un momento cuando pase la tormenta de Trump, y habrá pasado todo ese tiempo defendiéndolo y repitiendo las cosas que Trump ha dicho. ¿Qué hará cuando su credibilidad esté por los suelos?”, dijo el demócrata representante de Maryland Elijah E. Cummings, quien trabajó con Pence en la cámara baja y todavía habla con él.

Algunos miembros de su equipo admiten en privado que Pence se tardó en arrancar. Hasta su surgimiento en la batalla por la revisión a la ley de atención médica, su principal papel había sido el de una especie de traductor de Trump para los dirigentes extranjeros y legisladores que necesitaban un conducto en la Casa Blanca para conseguir citas o tratar asuntos ocultos.

La mayor parte del tiempo simplemente pareció estar fuera de la jugada; parecía el compinche de Trump que no sabe mucho. La filosofía de Pence, según varios miembros del equipo de la Casa Blanca, es hacerle creer a todos que que él solo necesita saber lo que Trump quiere que él sepa.

Continue reading the main storyFoto

Pence visitó Janesville, Wisconsin, con el presidente de la cámara baja Paul Ryan para promover la ley de salud estadounidense que buscaba remplazar el Obamacare. Credit Lauren Justice para The New York Times
Pence parece haberse salido casi de ruta con tal de evitar confrontaciones. En la mañana de noviembre en que el gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie, fue despedido como jefe del equipo de transición, pasó varias horas en el piso 17 de la Trump Tower con Pence, a quien se destapó como su sustituto solo unas horas después.

Si el compañero de fórmula de Trump sabía lo que iba a ocurrir, no lo dijo, según tres personas involucradas en la transición. Esa tarea recayó en Bannon, quien echó secamente a Christie unos minutos después de la partida de Pence.

Está claro que Pence sabía que Christie estaba en problemas, pero no si sabía que ese día caería la bomba. Sin embargo, la apariencia de padre de familia bonachón de Pence enmascara su astucia política, y a menudo está dispuesto a representar cualquier papel que se le requiera.

A pesar de que Pence ha ampliado su actividad como un puente entre la Casa Blanca y el congreso, está claro que ha adoptado un enfoque mucho menos ambicioso de su cargo que sus predecesores Joseph Biden y Dick Cheney, que odiaban no estar informados y llenaron sus equipos de talento de primera clase que a menudo rivalizaba con los equipos del Ala Oeste de sus presidentes.

Como el agua y el aceite

La relación de Pence con Trump es más de respeto mutuo que de cercanía reañ, según dicen personas cercanas a cada uno de ellos. Han elaborado una rutina de pareja dispareja en público, pero las agudas diferencias son obvias. El presidente intentó brevemente frenar su uso de groserías enfrente de su religioso vicepresidente, pero ha regresado a ellas. Y Pence, a quien le gusta reunir a sus colaboradores para orar en común, ha mostrado menos religiosidad cuando está Trump, dicen sus asistentes.


“Hay un gran contraste entre Mike y el presidente”, dijo el representante Luke Messer, un republicano de Indiana que actualmente ocupa el escaño de Pence en el congreso. “Trump no suena como alguien nacido en Indiana; dice cosas que yo no diría y entra en batallas en las que yo no entraría. Pero su relación realmente funciona”.

La esposa de Pence nunca ha sido una gran fan de Trump. Encontró repulsiva la divulgación de la cinta de “Access Hollywood” en la que Trump hace comentarios vulgares acerca de las mujeres, y le ha pedido a su esposo que guarde una sana distancia de él, de acuerdo con antiguos y actuales colaboradores de ambos.

Jarrod Agen, el director de comunicación del vicepresidente, contradijo esto, y señaló: “La Señora Pence siente un gran afecto por el presidente y lo apoya mucho”.

Continue reading the main storyFoto

Pence ha empezado a fungir más como un enlace entre la Casa Blanca y el capitolio. Credit Gabriella Demczuk para The New York Times
Durante los primeros dos meses del gobierno, Pence merodeaba por la periferia, mientras Bannon y los consejeros de políticas Stephen Miller y Andrew Bremberg desempeñaban papeles estelares. En las últimas dos semanas, las responsabilidades de Pence y el director de presupuesto de Trump, Mick Mulvaney —otro antiguo congresista conservador — han aumentado a medida que la acción se ha dirigido al congreso.

Ambos hombres han tratado de acercar al presidente a la derecha, y lo han presionado para que haga concesiones serias al grupo conservador en el congreso llamado Freedom Caucus con respecto a la atención médica.

Cuando eso no funcionó, Pence se unió a Bannon y presionó por una votación —para identificar y avergonzar a los disidentes— aunque el presidente de la cámara, Paul D. Ryan, pidió al presidente que pensara menos en la venganza que en reunir capital político para las futuras batallas por el presupuesto, la reforma hacendaria y una ley sobre infraestructura.

Pence se negaba a aceptar la derrota.

Cuando Ryan llamó a la Casa Blanca a las 15:00 el viernes, para anunciar que no había conseguido los votos para que se aprobara la ley de atención a la salud, el vicepresidente le pidió “otros diez minutos” para revisar de nuevo el conteo de votos hecho por Ryan.

Después de un par de llamadas por fin lo aceptó: “Se acabó”.

PUBLICIDAD

MAS DE INTERNACIONALES
#FridaSofia, el rescate que engaño a un país “Ha sido una gran decepción, una burla, se jugó con los sentimientos de la gente”, confiaba molestó un periodista de televisión
John Kelly Jefe de gabinete de USA, cree que México vive situación al borde del caos como Venezuela Trump pidió durante el encuentro con los líderes demócratas que Kelly explicara por qué era necesario incrementar las defensas
Trump cierra el DACA que protege de la deportación a jóvenes que llegaron a USA de niños (Dreamers) Dicho programa ah proporcionado permisos renovables de dos años de trabajo a casi 800 mil soñadores
800 mil jovenes (Dreamers) cerca de ser deportados por Trump Trump está decidido, según medios estadounidenses, a suspender la orden que permite permanecer en el país a los dreamers
Dictadura de Venezuela (amigos de Morena) regulará las redes sociales porque hemos sido víctima de guerra psicológica
Zlatan Ibrahimovic regresa al Manchester United Utilizará el número 10